amigos que se van

Últimamente los amigos se me mueren de dos en dos. Antes no era así, ni siquiera se morían, y mira que a alguno no lo habríamos echado de menos. Cuanto más mueren más rápido cambian en mí algunas ideas y se fortalecen otras. Por ejemplo, la inutilidad de la literatura. Para lo único que sirve…