rehenes

La verdadera y más auténtica relación de los padres con los hijos es la de rehenes. No sucede así con otros vínculos afectivos. Todo es prescindible menos los hijos y quedamos secundados a no escatimar sacrificio en prepararlos para que nos liberen, cosa que a veces sólo logramos a medias. Quien no comprenda esta ecuación…