leer indignados

Versión española de Indignez-vous! de Stéphane Hessel que se puede leer íntegra en este artículo

Acaba de aparecer gracias a la editorial Destino el pequeño y revelador manifiesto escrito por Stephane Hessel, la edición española del panfleto, que desde finales del año pasado a dado la vuelta al mundo llamando la atención de millones de personas, viene acompañada por un prólogo de José Luis Sampedro y otros dos textos de Federico Mayor Zaragoza e Ignacio Ramonet. El folleto no es lo que algunos quisiéramos en cuanto a análisis, sin embargo es lo que posiblemente mucha gente espera y necesita de autoridades intelectuales y éticas como Hessel para llamar la atención de una forma directa sobre algunos de los problemas que ponen en peligro la democracia y sus conquistas europeas, engendrados dentro del propio sistema y por una sociedad cada vez más adormecida.

No es una paradoja que este llamado a la indignación esté siendo protagonizado por un anciano, en una sociedad tan hedonista caracterizada por la alarmante desproporción entre el culto a la juventud, la belleza, el entretenimiento y la estupidez de un lado y la falta de valores por el otro. Los mayores son la única conciencia que nos queda en estos principios de siglo para equilibrar y atemperar la huida indolora que nos proponen los nuevos gurús de la aldea global.

Aunque ya había publicado una traducción de Indignez-vous en la entrada razón para indignarse, cuando el libro empezó a convertirse en un acontecimiento social y editorial a finales del año pasado, ahora he incluido la versión española en PDF para que se pueda leer o bajar directamente. Creo que nunca está de más indignarse cada vez que podamos contra la marea que amenaza con vacunarnos contra la rebeldía de vivir y ser mejores o diferentes.

Leamos, indignémonos, ¡Indignaos! de Stephane Hessel