guía contra el miedo a los libros electrónicos

Amazon es mucho más que un lugar donde se vende. También se pueden obtenerimages4 gratuitamente decenas de libros de interés literario como pueden ser clásicos del Siglo de Oro. Eso no parecen saberlo muchos amigos que me han dicho que no pueden descargar mi libro Vidas de Gulliver porque no “pertenecen” a Amazon, más otros tantos que se quejan de no tener ningún dispositivo que les permita leerlo después de descargado. Me escriben desilusionados, con enfado y frustración no porque no puedan leer mi libro, sino porque sienten que sus vocaciones de lectores se enfrentan a la pared de la tecnología a la cual parecen tener acceso sólo los más jóvenes. No es así. A unos y a otros, más para aquellos que aún dudan si comprar o descargar los libros gratuitos que Amazon tiene en su plataforma, les dejo esta breve instrucción que les ayudará a desembarazarse del miedo a los libros electrónicos.

Lo único que uno necesita para acceder a los libros gratuitos de Amazon es una cuenta. Dichas cuentas son gratuitas, aunque al hacernos con una tengamos que incluir datos de una tarjeta de crédito o débito o cuenta bancaria con la cual se supone uno compraría los libros y otros productos del almacén de la entidad. Incluso los libros free Amazon los considera compras. El formulario es como todos los que tenemos que llenar para identificarnos al hacer una compra en internet. Después de cumplir este requisito y con nuestra identidad de usuario/contraseña, podemos hacer cualquier compra en Amazon, incluidos los centenares de autores gratuitos que se pueden descargar como Horacio Quiroga o Shakespeare, por poner un ejemplo de grandes escritores.

En síntesis:

  1. Acceder a http//amazon.es o http//amazon.com.
  2. Registrarnos, si aún no tenemos cuenta en Amazon.
  3. Ir a nuestro correo para obtener la verificación que Amazon nos envía para activar la cuenta.
  4. Entrar en Amazon, activar la cuenta y empezar a operar.
  5. Poner en el buscador de Amazon el nombre del autor o del libro y comprar.

Si el comprador tiene un dispositivo de lectura como un iPad o un Kindle el libro se descargará automáticamente y de manera expresa en el lector electrónico. Si no se tuviera el aparato, entonces Amazon ofrece la opción de descargar un programa gratuito al ordenador portátil o de mesa que imita a la perfección la pantalla de un Kindle, y donde se podrán leer todos los libros descargados gratuitos o pagados. Dichos libros, además, permanecen en la nube de Amazon donde automáticamente se nos concede una cuota de 5 gigas de almacenamiento gratis para la biblioteca que vayamos formando, la cual podremos trasladar a un lector electrónico si un día quienes no tienen un dispositivo de lectura decidieran traspasar la frontera hacia el libro virtual.